En esta línea ponemos la atención en aquellas personas, organizaciones y empresas, que se definen por su actividad como auténticos prescriptores de una alimentación ecológica, sostenible y saludable, es decir, de una alimentación inteligente.

Los prescriptores son productores pero también restauradores. Y por supuesto el paisaje y el territorio en el que desarrollan su actividad.

En esta línea de actuaciones, la Fundación José Navarro pone en valor dichos territorios, productores y restauradores, por su sostenibilidad y producción o consumo en ecológico, marcando la diferencia con respecto al modelo de producción y consumo alimentario convencional.